TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA TUS TRATAMIENTOS


Mi tratamiento

-

 

 

El tratamiento Antirretroviral (ARV) ha mejorado la calidad de vida de las personas con VIH y se convertirá a partir de ahora en tu mejor aliado para controlar el virus y vivir plenamente.

Existen muchos temores y dudas en relación a este tema, por lo que en esta sección podrás encontrar información necesaria para comprender como actúa y todos los beneficios puedes sumar a tu salud tomándolo adecuadamente.


Adherencia

-

La adherencia es indispensable en el tratamiento para el virus, muchas veces podemos escuchar que la adherencia se refiere a tomar los medicamentos todos los días; sin embargo es mucho que eso, la adherencia tiene tres componentes.

1. Toma de medicamento correcto, en la dosis correcta y a la hora correcta.

2. Responsabilidad de tus controles; citas médicas y laboratorios; además del seguimiento de instrucciones y recomendaciones de tu médico.

3. Autocuidados; alimentación sana, ejercicio, sexualidad responsable, salud emocional y evitar consumo de alcohol o drogas.

 

Tal como ocurre con un mueble al que le falta una pata, si la adherencia no está compuesta por estos tres aspectos “Tambalea” y los resultados pueden ser negativos para la salud.

Mantener una adecuada adherencia  conlleva integrar como parte de nuestra vida, que vivimos con VIH y que estos tres componentes serán de ahora en adelante parte de nuestra vida diaria; siendo conscientes que cada cambio y cada acción en pro de la salud se traducen en vida con calidad.

¿Pero, porque es tan difícil la adherencia? quien no ha tomado medicamentos le resulta difícil mantener un régimen de horarios, en algunos esquemas de antiretrovirales se debe tomar varias dosis en diferentes horarios.

Sabemos también que los medicamentos suelen dar molestias o efectos secundarios durante las primeras semanas de tratamiento, estos síntomas van a variar, aparecer o no, dependiendo del organismo de la persona; sin embargo, en muchos casos pueden ser la causa que la persona suspenda o abandone el tratamiento.

Es importante saber que los efectos secundarios son parte del proceso de adaptación del organismo al tratamiento, que no sabemos si aparecerán o no hasta que la persona está tomando el medicamento y puede observarse como el organismo responde al tratamiento.

Por ello; es importante en esta etapa mantener una comunicación cercana con el médico,  ya que aunque los efectos secundarios desaparecerán con el paso de los días. Hay opciones que el médico puede ofrecerte para manejar las molestias de mejor forma.


Efectos Secundarios

Efectos Secundarios

Son las molestias aparecen al tomar los medicamentos para el VIH por primera vez, es común tener efectos secundarios  y estos  duran un par de semanas.

Los efectos secundarios de los antiretrovirales (Arvs) pueden incluir:

  • Cansancio.
  • Náuseas (malestar estomacal).
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular.
  • Mareo ocasional.

Al tomar medicamentos es importante planear tu rutina  con anticipación. Contarle al médico sobre tu estilo de vida  ayudará a identificar los efectos secundarios que serían difíciles de manejar y así,  junto al médico elegir el esquema que mejor se adapte a tus necesidades.

El médico te indicará qué efectos pueden aparecer,  es importante que sepas que su labor es hablar de ellos para que en caso aparezcan, no te angusties y sepas que es parte del proceso; sin embargo, sólo podrá saber tu reacción hasta que los tomes.

Tanto el médico como la nutricionista, te pueden sugerir algunos tips para contrarrestar esos efectos secundarios. La comunicación en confianza con tu médico es indispensable en este proceso.

Te compartimos algunos otros tips para mejorar la efectividad de tu tratamiento.

Establece un horario que se adecue a tu rutina diaria, ya que debes tomar los medicamentos siempre a la misma hora.

 

 

 

Crea redes de apoyo con amigos o familiares que conocen que tomas medicamento, para que puedan ayudarte recordando la hora de tu pastilla. Elabora un horario con las tomas de medicamento y colócalo en un lugar Visible

 

 

 

 

Elige el horario que esté relacionado con alguna actividad que realizas diariamente por ejemplo, luego de comer o la hora de tu programa favorito. Ten presente que esta hora no debe variar nunca. Mantén una actitud positiva.

Ocupa tu tiempo y haz ejercicio retoma tus actividades y proyectos continúa con tu vida normal, siendo más cuidadoso con tu salud.

Utiliza la alarma de tu celular para recordatorios de la hora del medicamento, puedes además solicitar a tu Agente Hospitalario o Cyber Agente el apoyo de mensajería de texto que recuerden la hora de tu medicamento.

 

Utiliza pastilleros para llevar control de la toma del tratamiento, además te ayudará  a transportar tus medicamentos de forma segura confidencial y adecuada. Lleva siempre dosis extra del medicamento, en algunas ocasiones no podemos llegar a casa a tiempo para la hora de los medicamentos. De esa forma no perderás el horario de las tomas. Si vas de viaje lleva medicamento extra y si es por tiempo prolongado informa a tu personal de salud para que te orienten que hacer y de qué manera no te quedes desabastecido.

 


Mi relación con el médico

-

En todo el proceso de conocer tu diagnóstico y asumir el control de tu salud es indispensable establecer una relación sincera y de confianza con tu médico tratante.

Es importante que mantengas esa relación cercana con todo el personal multidisciplinario (enfermeras, psicólogos, nutricionista, trabajador Social, farmacéutico) ya que cada uno de ellos te brindarán acompañamiento y apoyo desde su área de conocimiento, permitiéndote lograr una salud integral y adaptarte mejor a los cambios que necesitas hacer.

El personal multidisciplinario estará a tu disposición, su mejor intención es ayudarte; sin embargo, los resultados los podrás obtener sólo trabajando en equipo.

Como el engranaje de una máquina para conseguir el éxito se necesita que todos trabajen y aporten a este proceso.  El médico y equipo de las clínicas de atención harán su parte del trabajo,  pero se necesita que tú aportes lo que en este proceso te toca asumir, dejándote ayudar y ayudándote a ti mismo.

Para ello debes ser partícipe de tu tratamiento… ¿Cómo puedes hacerlo?

Acá  te damos algunas recomendaciones:

  • Acude a tus citas en horario y día programados.
  • Hazte las pruebas  de laboratorio que el médico te indica.
  • Sigue las instrucciones que te dan sobre los autocuidados y tomas del tratamiento.
  • Mantén una relación abierta, honesta y cercana con tu médico y el personal de la clínica.
  • No te retires de la clínica, sin haber hablado con tu médico sobre las dudas que tienes.

 


Automedicación

-

La automedicación consiste en consumir medicamentos sin haber sido recetados por un médico.  La automedicación puede traer consecuencias leves o severas en el organismo.

Muchos medicamentos tienen efectos secundarios por sí solos o cuando entran en interacción con otros medicamentos;  por eso, cuando se visita el médico, este realiza una serie de preguntas para conocer el estado de salud del paciente y determinar el tratamiento idóneo para su problema.

Es común que muchos de nosotros en algún momento hayamos tomado algún medicamento por recomendación de un familiar o porque la persona que despacha en la farmacia desde su “conocimiento” nos lo recetó.

A partir de que se toman antiretrovirales (Arvs) es indispensable dejar esta  práctica. Al empezar tu tratamiento para VIH debes consultar con el médico antes de ingerir otros medicamentos,  de igual forma  comentarle si antes de ser diagnosticado con el virus tomabas medicamentos para alguna otra enfermedad.

Cuando asistas con algún médico que no sea quien lleva tus controles de VIH, debes informarle que eres VIH positivo para que si fuese necesario recetar o administrar algún tipo de medicamentos,  pueda hacerlo tomando las consideraciones necesarias.

Es indispensable que aprendas los nombres de tus medicamentos para brindar esta información cuando fuera necesario.

Muchos antiretrovirales (Arvs) interactúan mal  con otros medicamentos y drogas. Estas interacciones pueden causar sobredosis graves o mortales, o pueden provocar que los medicamentos lleguen a niveles tan bajos que sean ineficientes.

Existen también alimentos o hierbas que pueden disminuir o provocar cambios en la potencia de tus antiretrovirales, tal es el caso del té de pericón, llamada también hierba de San Juan,  la toronja y el ajo.  Consulta esta información con el médico y nutricionista para que puedan orientarte sobre la mejor manera de manejarlo.

Cuando necesites tomar algún medicamento analiza cuidadosamente la información que viene en el prospecto;  asegúrate además, que el médico tenga información sobre todos los medicamentos, drogas,  suplementos o hierbas que estés tomando.  Nunca tomes decisiones sin consultar sobre los riesgos que existen.


PREGUNTAS FRECUENTES

Adherencia

1. ¿Es importante el horario de los medicamentos?

Sí, la pastilla tiene un tiempo de efecto en tu cuerpo, una vez paso la hora de la siguiente dosis, si no la tomaste, el cuerpo se queda sin medicamento circulando en tu sangre lo cual permite que el virus se multiplique en tu cuerpo.

2. ¿Puedo tomar el medicamento si se me ha pasado la hora

definitivamente es mejor tomarlo en el momento que lo recordaste a dejar tu organismo sin medicamento hasta la siguiente dosis.

Efectos Secundarios

1. ¿Cuál es el tiempo de duración de los efectos secundarios?

Los efectos pueden durar de días a semanas, en la mayoría de casos luego de dos semanas de tratamiento disminuyen o desaparecen, es importante recordar que algunas personas no los presentan. Depende de cada organismo.

2. ¿Los efectos secundarios significan que el medicamento no me cae bien?

Por el contrario, el medicamento hará mucho bien a tu cuerpo. Los efectos secundarios son reacciones de tu cuerpo en el proceso de adaptación y asimilación a los mismos, todos los medicamentos pueden producir dichos efectos en mayor o menor medida.